Friday, September 19, 2008

Qué fácil era

Todo era más fácil cuando estaba enamorado
El lápiz no pensaba, solo se iba, cómo ahora
Y en los momentos también en que lloraba descorazonado
Y repetía mis costumbres en rutina cada hora

Soñaba con una taza de café
Cada mañana cuando el sol salía a jugar
Y esperaba hacer una llamada a las seis
Con la ilusión de la fe en algo trivial

Qué fácil era cuando creía en el amor
Cuando solía soñar a ventanas abiertas
‘‘espérate que sepas que no es pura pasión’’
‘‘Espérate que sepas que no se han ido las reinas’’

Pero ya no es así, ya todo se fue
Se quedó empolvado en alguna ventana
Se lo llevo el viento y se fue el querer
Ya no siento el café ni el sol de la mañana

Perdí la fe que nunca tuve
Y ya no llamo a las seis a nadie
Ni espero en rosas que tú me arrulles
Ni guardo aplausos, ni pido zarpes.

Y aún así, guardo el calor
La esperanza de que un día todo vuelva
‘‘espérate que sepas que no es pura pasión’’
‘‘espérate que sepas que no se han muerto las reinas’’


David Ching
2008


(un poco cursi... ya sé)

1 comment:

Ana I said...

Lo que me gustó fue el sentimiento cálido, a pesar de la melancolía :)